in

¡Hombre intenta cruzar el Estrecho en un neumático!

Con el afán de ir en busca de un mejor futuro, muchas personas en el mundo se exponen a todo tipo de riesgos contra su vida con tal de forjarse un futuro mejor en un país diferente al que le dejaron sus padres.

Es el caso de un inmigrante marroquí quien hace unas semanas intentó llegar a la península flotando en una cámara inflable de un neumático. Ni la baja temperatura de las aguas y el fuerte oleaje del Estrecho de Gibraltar, fueron un impedimento para detener la osadía del ciudadano magrebí.

//336x280 --> Desktop and Mobile

La tripulación del ferry “Passió per Formentera”, que une Ceuta con Algeciras, fue la primera en avistar al objeto flotante que marchaba a la deriva por las malas condiciones del clima. Grande sería su sorpresa al advertir que una persona estaba en el flotador artesanal.

Tras dar cuenta a la Guardia Civil de Ceuta, se rescató al hombre quien estuvo cerca de morir como muchos otros de sus compatriotas que se animan a cruzar de esta manera una de las rutas más peligrosas de la península.

Se estima que más de 1.000 personas murieron el 2019 en el mar Mediterráneo en su intento de llegar a Europa procedentes de la región Magreb. Solo uno de cada 4 cadáveres fue recuperado y entregado a las familias. El resto aún yace en el fondo del mar.

Tras brindarle los primeros auxilios, las autoridades todavía evalúan el futuro del extranjero quien en lo inmediato deberá cumplir cuarentena antes de ir a uno de los albergues.

Esto ha generado problemas en Ceuta debido a la falta de espacio en estos lugares ante la masiva llegada de extranjero y la negada opción de la expulsión por el cierre de la frontera de Tarajal.

Pese a la problemática, los intentos de cruzar el Estrecho siguen y, al parecer, todo tipo de método es válido para vencer a las aguas. Algunos utilizan medios como lanchas o barcas inflables. Otras personas más osadas se compran un traje especial de neopreno de gran resistencia a las bajas temperaturas, para cruzar a nado las heladas aguas del Estrecho.

El problema es que, si bien es cierto los trajes neopreno, las lanchas artesanales, barcas inflables y los flotadores están diseñados con material insumergible, son embarcaciones y accesorios fabricados para el deporte o la diversión, no para cruzar un continente.

Lamentablemente, la desesperación lleva a que estas personas se lancen al mar, en ocasiones, costándoles sanciones legales o la muerte.

Desde la ciudad de Fnideq, en Marruecos, son más de 600 metros de distancia que la separan con Ceuta. A qué decir de las decenas de jóvenes repatriados por las autoridades españolas se puede llegar con tres o cinco horas de nado. Varias decenas desaparecen en el intento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cargando…

¿Qué te parece?

El “Sexting” y los peligros que conlleva para tu ciberseguridad

Gamer colombiano se volvió viral por utilizar un espejo en sus transmisiones