in

Gamer colombiano se volvió viral por utilizar un espejo en sus transmisiones

Las limitaciones en el acceso a la tecnología no fueron impedimento para que un gamer colombiano incursione en el mundo del streaming de los videojuegos gracias a un espejo que le regaló su madre.

Con este espejo, Rafael Mendoza Yepes o “El Deivid” para sus más 30 mil seguidores en Facebook, puede incluir su rostro y sus reacciones en el mismo cuadro hacia a donde apunta el celular que transmite en directo sus partidas de Free Fire que juega en su Ipad antiguo.

//336x280 --> Desktop and Mobile

El colombiano de 20 años completa su circuito privado de transmisión con un selfie stick adaptado al pie de su cama como soporte del móvil, una laptop prestada para leer los comentarios de sus fans en tiempo real y una caja con un foco ahorrador acondicionado como un reflector para iluminar el rostro durante su trabajo.

El resultado: un streaming muy popular entre los cibernautas del mundo gamer, atraídos también por el carisma y la energía del amante de los videojuegos de estrategia.

“Hago lo que puedo con lo que tengo”, publicó en sus redes sociales, el joven nacido en Cartagena y quien sueña convertirse en un streamer profesional en la popular red Twitch.

Tal y como lo es su ídolo y gamer español Ibai Llanos quien en una de sus transmisiones lo bautizó como el chico del “streaming del espejo”.

Una patadita de la buena suerte para un joven quien en pocas semanas casi ha duplicado las interacciones de sus directos con más de 5 mil reacciones, 3 mil comentarios y un millar de compartidos por una partida de dos horas de duración.

“Desde que empecé siempre consideré que mi fuerte era entretener a las personas, pero con mi cara, con mi energía, con mi buena vibra. Eso se siente mucho más cuando puedes ver a la persona”, explica el joven.

Ahora con toda la fama ganada por su ingenioso y económico método, la meta de “El Deivid” es conseguir la tecnología necesaria para darle una mayor calidad a su trabajo de streamer.

Además de la computadora con una potente tarjeta de vídeo, el jugador profesional de videojuegos requiere de una silla especial diseñada para las largas jornadas frente al ordenador, un teclado y mouse ergonómico para evitar lesiones en las manos y audífonos gamer diseñados para aislar ruidos del exterior y concentrar el sonido deseado en el oído del usuario.

En el caso de un streamer, los audífonos deben incluir micrófono para una mejor interacción con los fans durante los eventos o en una partida multijugador. En este caso, Rafael resolvió esta carencia, adaptando unos audífonos regulares como micrófono, los cuales debe acercar a su Ipad para mejorar la calidad de sonido de la transmisión.

De lograr su meta en el corto plazo, “El Deivid” podrá prescindir de su improvisado estudio de transmisión instalado al pie de su cama y que le sirve como una tribuna para más de 30 mil seguidores con quienes comparte su pasión por los videojuegos de estrategia como el Free Fire y otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cargando…

¿Qué te parece?

¡Hombre intenta cruzar el Estrecho en un neumático!

Los insectos y gusanos comestibles más sabrosos del mundo